28 de enero de 2013

Se te ve la tanga


Y llegó el momento en que una O se transformó en un culo, con tanga y todo. Y Bodoni, Didot, Walbaum, Licko, Espinoza y todos aquellos que le dieron forma y recrearon una y otra vez la sutil elegancia de las romanas modernas se estremecen sin saber bien porqué. Perdonen al responsable de esta marca... no sabe lo que hizo.