5 de junio de 2013

Enredado


Si algo tienen de bueno Roy Cortina y su gente es que intentan. Otro cantar es que acierten, pero intentar, intentan.

El candidato ya fue objeto de estudio de este blog, ya que cada tanto sale a la calle con alguna campaña que intenta evitar que nos olvidemos de él. Evidentemente cuenta con dinero para diseño, impresión y pegatina pero no tanto para la contratación de espacios en vía pública ya que al pobre Roy le suelen estampar en su cara bandas con la leyenda "Este afiche está fuera de la ley" y cosas por el estilo.

En esta nuevo intento, Roy se mete de lleno en las redes sociales para seducir, acaso, a este nuevo votante de 16 pirulos que debuta en las elecciones que se avecinan (el afiche es, efectivamente, de la Juventud del PS). 

No habrá faltado algún asesor amigo (o amigo asesor) que le diga que no puede quedarse abajo de ese bondi, que los jóvenes, que la realidad virtual, que el mundo 3.0, que la mar y el coche. Y Roy, se sube al bondi.

La campaña tiene tres piezas: conectate, compartí y la que fotografiamos: etiquetate al socialismo.

Uno entiende que el remanido concepto redsocialero de "compartir" pueda ser linkeado a las ideas socialistas; hasta la idea de conectarse con la actividad política activa puede ser viable... pero, con todo respeto, por la memoria de Alfredo Palacios... ¡¿qué cuernos significa etiquetate al socialismo?!

Ya jugado, nuevamente presa de una campaña que se desenfoca en una lucha entre medio y mensaje, Roy mira a cámara, enmarcado en un ridículo cuadrito subrayado con su nombre, —por si quedara alguna duda de que el afiche es de él mismo— rodeado de felices jóvenes 3.0, a la vez anónimos y genéricos ya que nadie los etiquetó aún... ni ellos ni Roy.

¿Me gusta? No, dejá. Paso.

No hay comentarios.: