23 de marzo de 2012

Pequeña historia con moraleja


—Che, ¿al final te operás?
—Sí, claro.
—¿Dónde?
—En una clínica, por la calle Viamonte... Se llama CLIMIBIA.
—¿CLIMIBIA? Ah, mirá vos... no la conozco.
—...
—Esperá... ¿No será CLIMBA, Clínica de la Mano de Buenos Aires?
—Ni idea... en el cartel de la calle decía CLIMIBIA.


Moraleja: colega, cuando decidas separar una sigla mediante barras, abstente de usar una cuyo grosor sea lo demasiado parecido al de la I como para alterar su legibilidad.

No hay comentarios.: