29 de junio de 2012

En letra viva

Fuente: www.bild.de

Es indudable que en la redacción del diario alemán Bild, pese a ser sensacionalista, hay espacio para el romanticismo. Pareciera ser que algunos datos aislados (la venta de 12 millones de smartphones en 2011 en territorio germano; que en el 79% de los hogares hay una computadora y que según un estudio, cuya fuente no queda del todo explícita, hace seis meses que uno de cada tres adultos no escribe nada a mano) encendieron la luz de alerta en los responsables del periódico quienes, ni lerdos ni perezosos, tomaron una decisión de diseño —partido gráfico, en cierta jerga académica— muy potente y arriesgada: resolver la portada del diario con letras manuscritas, urgentes, variopintas como debe ser, todas realizadas por trabajadores del propio Bild.


A no desesperar ya que, según algunos especialistas argentinos consultados al respecto, la escritura manuscrita está lejos de morir (como el libro en papel o la injusticia) pero así y todo, el camino elegido por los alemanes es, además de atractivo y sorprendente, útil para poner un tema en agenda y debatirlo, al menos por unas horas, hasta la aparición de un nuevo escándalo. Y más allá de eso, apostaría a que ese día el diario se vendió más...


Nótese, ya casi apagando la luz, que por más ingeniosa que haya sido la idea, hay algo que es inmutable, inmaculado y que no se toca ni se mancha jamás: los avisos publicitarios.

No hay comentarios.: