19 de noviembre de 2012

Idiotez


¿Qué escala podrá utilizarse para medir la idiotez de los cráneos que idearon esta campaña? Se me ocurre que no es fácil ese trabajo. Son muy idiotas, extremadamente idiotas. ¿Qué los hace pensar que el uso de este tipo de imágenes puede hacer que un fumador deje de serlo? ¿Cuánto dinero en consultorías, en focus-groups se habrá gastado para sostener el chamuyo?

Esta línea discursiva —torpe, sin ninguna luz— es muy similar a la de la asociación Luchemos por la vida, muy afecta a creer que mostrando cráneos estallados o fierros retorcidos la gente va a tener más apego a las reglas de tránsito...

No lo soy, pero apostaría mi cabeza a que un fumador, ante la desagradable imagen de este paquete, hace algo muy simple: ¡compra un atado que no la tenga; que tenga el ridículo piecito etiquetado del cadáver o el improbable pulmón chamuscado... o hasta la del nene afligido con máscara de oxígeno! Por otra parte y yendo más al detalle: ¿cuál es la relación entre el deterioro de la capacidad pulmonar y esta triste imagen? ¿Es esta la manera más efectiva de representarla? ¿O sólo se busca un impacto rastrero, abyecto?

Estos cráneos además de idiotas son inoperantes ya que parece ser que este pobre e ignoto señor, sino muerto, moribundo y rayano en un estado seudo-zombiesco, es el padre de unas personas que recientemente —luego de haber pasado por el penoso trauma de reconocer a su padre en un atado de cigarrillos— le exigieron a quien sea que tenga que hacerse cargo que no utilice más esa imagen ya que nadie les pidió permiso (por eso mismo, desenfoqué parte del rostro; la imagen original no tiene ese efecto).

¡Cuánto más simple es apelar a este cruel atajo, a la más burda literalidad, a la trampa de la imagen que no cumple nada de lo que promete, que promover campañas que eduquen, que informen, que generen responsabilidad y que quien, aún luego de haberse enterado de todo lo malo que es el cigarrilo, desee fumar, sepa cuáles son las consecuencias sin que eso signifique la obligación de entrar en un infantil tren fantasma!

No hay comentarios.: