5 de noviembre de 2012

La marca suprematista


Parece ser que Kasimir Malevitch decidió en un momento de su vida, cerca de 1910, dejar el realismo luminarista tan propio de las escuelas europeas para dedicarse a un cubismo analítico de formas geométricas que asemejaba su obra de aquel entonces a las de Wassily Kandinsky. Entre 1913 y 1915, Malevitch, ya separado de los modos y pensares del cubismo y del futurismo, se dedica a la consecución de su objetivo pictórico por excelencia: la expresión de un cuadro sin objeto. Declara fundamentales al cuadrado, al círculo y a la cruz ya que son símbolos de intuición primitiva a la vez que portadores de asociaciones mágicas.
Malevitch expone en 1913 su famoso cuadro "Cuadro negro sobre fondo blanco" que él mismo interpreta como "iconos desnudos enmarcados".

La nueva marca del Centro Cultural General San Martín (CCGSM) le rinde, a mi modesto entender, un sentido homenaje a Kasimir Malevitch, quien abogaba por el sentimiento ilustrado de una manera abstracta y por la liberación de la descripción figurativa que había comenzado con el cubismo y que él, con su suprematismo, intentaba coronar.

Quizá sea cierto que no parece ser una marca amena, cercana, humana, que escapa al universo simbólico que uno espera encontrar en el registro de los centros culturales. Y quizá eso sea un mérito, no lo sé. Tampoco creo que su autor haya bebido en aguas suprematistas antes de diseñarla. Más suena a un ejercicio compositivo geométrico-abstracto que, a sabiendas o no, opaca toda transparencia de intenciones y coloca al CCGSM en un terreno más cerca de lo críptico, de lo vanguardista en el sentido de lo incomprendido (Malevitch también lo fue, ya que pasó al olvido sin pena ni gloria, salvo en los reducidos ambientes amantes de la pintura abstracta).

Uno, como humano limitado y tendiente a buscar analogías que es, piensa: ¿es una silla renga? ¿son encastres? ¿es un 4? ¿A qué se deben sus proporciones, su disposición, el largo y la cantidad de las piezas? Ninguna de estas preguntas tiene pronta respuesta; la marca no da pistas y se abroquela, desafiante.

Alguna explicación tendrá este camino. No la sabemos. Lo único que puedo hacer para cerrar es desearle una larga vida al CCGSM y a su oferta cultural que es, en definitiva, lo que importa.


Bibliografía: Thomas, Karin: "Hasta hoy. Estilos de las artes plásticas en el siglo XX", Ediciones del Serbal, 1994

3 comentarios:

irene dijo...

asociacion libre: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/1/1e/VVisitorsEmblem.jpg

H L dijo...

Y bueno.

elsebra dijo...

:^D