1 de abril de 2011

Roy II


Lo bueno de internet es que uno accede a información que puede servirle y que de otro modo se hubiera perdido o hubiera pasado por alto. ¡Qué bueno que los asesores de imagen de Roy Cortina leyeron el post publicado en este mismo blog, semanas atrás! De ese modo, pudieron avisarle al candidato y reparar algo que, en estos tiempos donde la-imagen-es-todo que vivimos, no lo dejaba nada bien parado en la escena electoral que se nos viene a los argentinos este año.

Celebremos el cambio: esa paleta de colores, entre moderna y austera (¿con un contraste discutible? Puede ser...); esa foto bien iluminada; ese rostro sereno y confiado, que me mira, me interpela. Además, la otra pieza, en sintonía, apoyando con un eslógan simple y recordable. Quizá el único problema sea que la Futura es casi una marca registrada de la UCR... y Futura + rojo es aún más radical... Pero no por eso obviemos este significativo paso adelante dado por la versión gráfica de Roy Cortina.

¿Que los afiches de los candidatos no hacen cambiar de idea a nadie? ¿Que hoy el género afiche político es casi en su totalidad un compendio de caras más o menos bien fotografiadas sin contenidos, sin ideas? Puede ser... pero dentro de la chatura, lo que está tiene que estar bien.

4 comentarios:

Pablo Magne dijo...

La futura y el rojo son dos cuestiones complicadas; en una visión casi distraída podemos pensar que Roy Cortina pertenece a una nueva alianza con la UCR !
Sin ir más lejos, coincido con el concepto de la pérdida de contenidos en el "afiche político argentino". Es una lástima; este momento de nuestro país sería ideal para dejar un precedente para futuros análisis. Pero se perfila distante; al menos nos queda el consuelo de que son coherentes en el vacío de los candidatos.

elsebra dijo...

No soy politólogo ni lo quiero ser, pero es notable cómo los partidos ya casi dejaron de existir y, como consecuencia de eso, su lugar lo va tomando una serie de individuos aislados y pretendidamente "libres" de estructuras colectivas organizadas. Es interesante observar los afiches de Rodríguez Saa, Duhalde (aunque éste todavía apela al escudo justicialista); De Narváez; Daniel Amoroso (un PRO que no parece sentirse muy dentro del partido porque tiene afiche propio); Lozano y algunos más. Es la nueva política...

Anónimo dijo...

No creo que en cuanto a afiches políticos esté todo dicho. Si la presencia del rostro es perjudicial para la imagen del político, o si la presencia de rostro ya no es algo que lo haga diferenciarse, hay que ir por más.

Por eso, Mauricio Macri ha eliminado su rostro de la campaña de afiches que ha sacado hace poco, para promocionarse como candidato a Jefe de Gobierno porteño. Ha sacado su rostro para decir no importa quién soy, sino lo que tengo para decir (bien discutible que lo que tiene que decir es un discurso de eliminación del otro, de desalojo, etc.).

Y en eso vemos un afiche amarillo repleto de rombos coloridos que se entrecruzan y bailan, y la frase "VOS SOS BIENVENIDO" mucho más grande que el nombre del candidato. Habría que ver quién no es bienvenido, entonces. Pero el impacto a primera vista es enorme.

Jorge

elsebra dijo...

Jorge, es interesante lo que planteás. De hecho, tengo pensado escribir algo sobre la campaña 2011 de Macri. Espero poder hilvanar algo coherente... :^)