7 de junio de 2011

Azar


La otra noche, tarde, recalé en esta pizzería, Squzi, que queda en Callao y Corrientes. Si bien la madrugada de la avenida Corrientes siempre tiene algo de lúgubre me gustó ese lugar, me atrajo su diseño y su iluminación. Allí, pude contemplar su simpático menú y ver de cerca su marca. Pero lo más divertido fue ver las alteraciones de la marca que el azar, sumado a un registro descontrolado, hizo en las servilletas de papel...

No sé si habrá sido la hora o qué, pero casi como que me parecieron mejores muchas de las variantes defectuosas de la marca original que la marca original misma.


(Un saludo especial para el pizzero que hizo un panqueque de dulce de leche a las 2.30 am)

No hay comentarios.: